ALOP
Trabajamos por la democratización y la
equidad en nuestras sociedades
Boletín # 35
  junio 2014

Editorial

Destacado

Secretaría Ejecutiva

Centro América, México y el Caribe

Región Andina

Cono Sur y Brasil

Género

Grupos de trabajo

Proyectos en curso

Antena Bruselas

Mensaje de nuestra asociada

 

La relación entre la población de la localidad de Malvinas Argentinas y el SEHAS: acompañamiento, incidencia, aprendizaje mutuo
Por Martín Maldonado y Graciela Máiztegui – Servicio Habitacional y de Acción Social (SEHAS), Córdoba, Argentina

Cada relación es única, singular. Esto también es verdad para las relaciones entre las ONGs y las comunidades con las que trabajamos. SEHAS comenzó a trabajar en Malvinas Argentinas luego de la crisis política y económica de fines del 2002. En aquel entonces 48% de los argentinos vivía por debajo de la línea de pobreza, 1 de cada 4 no tenía empleo y la mayoría de los que trabajaban lo hacía en condiciones precarias o informales. La pequeña localidad de Malvinas Argentinas tenía por entonces poco menos de 10.000 habitantes, ubicada en las afueras de la Ciudad de Córdoba Capital, era particularmente vulnerable a los efectos negativos de la crisis debido a la fragilidad de su estructura productiva, la baja densidad de organización social y comunitaria, y la falta de espacios y de prácticas de participación pública.

Las primeras acciones realizadas por SEHAS en Malvinas Argentinas fueron acciones destinadas a promover el desarrollo local participativo. Se realizó un acuerdo con el municipio, su intendente en aquellos años era también Daniel Arzani, quien lo es hasta la fecha por sucesivos mandatos en los que fue elegido por amplia mayoría. SEHAS realizó un exhaustivo diagnóstico de la localidad cuyos datos procesados fueron entregados y difundidos no solo al municipio sino a todas las organizaciones de la comunidad. Se promovieron talleres participativos para la definición de la ciudad que querían, la identificación de los principales problemas y se definieron cuatro ejes prioritarios sobre los cuales trabajar en conjunto municipio y sociedad civil, creándose un espacio denominado EMMA: Espacio Multiactoral de Malvinas Argentinas con amplia participación de organizaciones, vecinos y municipio. Se identificaron dirigentes sociales, artesanos, emprendedores y emprendedoras, organizaciones sociales, y otros actores claves con los que iniciar un proceso participativo y trabajar como ciudadanía en una práctica política y social de dialogo y construcción entre una sociedad fortalecida y un intendente abierto a modos más democráticos de gestión. Fue necesario ayudar a los malvinenses a mirarse a sí mismos, a valorarse y a reconocerse como sujetos activos de derechos, con potencialidades y capacidades autónomas de progreso.

Durante el 2004 y parte del 2005 SEHAS realizó con la comunidad y con apoyo del municipio un Ciclo de formación destinado a toda la comunidad sobre desarrollo local participativo y ejercicio de los DESCA (derechos económicos, sociales, culturales y ambientales). El objetivo era la creación de una plataforma de participación ciudadana con las organizaciones y una práctica política distinta entre el intendente y la población. De aquél proceso surgió un dato clave que luego daría forma concreta a las futuras acciones conjuntas: en un contexto signado por el desempleo y por la exclusión social, los malvinenses trabajaban… y mucho! Muchos vecinos tenían sus propios emprendimientos, sus pequeños comercios, sus talleres de artesanías, de confección de ropas o tejido, alfarería, talabartería, etc. Otros todavía no tenían su actividad propia pero sí tenían ganas de aprender, de capacitarse. Fue así que SEHAS colaboró organizando el Ciclo de Capacitación para emprendimientos socio productivos, del cual participaron más de 50 vecinos y vecinas de la localidad y a través del proceso del EMMA se creó con participación del municipio la 1ª. Expo Feria de Malvinas Argentinas que tuvo lugar en septiembre de 2005, con alta participación de artesanos y emprendedores y visitantes. Dichas ferias se realizaron sucesivamente hasta el año 2011, y constituyeron un emblema de la localidad mientras existieron.

Luego de esta primera etapa de promoción participativa, formación en derechos y ciudadanía, acompañamiento y capacitación en actividades productivas poco a poco se fue produciendo una segunda etapa (2007-2011) donde las experiencias fueron consolidando una Comisión de Feria y de feriantes que buscó autonomía del municipio. Sin embargo en el municipio se sostuvo el apoyo a la feria y los feriantes, aunque con menor peso específico. SEHAS inició en el 2011 un trabajo de capacitación en Derechos y consolidación de las organizaciones, concentrando su tarea en la zona más empobrecida de la localidad: Malvinas Tercera Sección, la más distante y más opositora al gobierno local. Esta es la etapa de incidencia donde las experiencias de años anteriores, y el Ciclo de formación en DESCA y ciudadanía, desarrollado durante el 2011 se tradujeron en la conformación de un grupo estable, que obtuvo su personería jurídica, sostuvo la participación y fue capaz de planificar, implementar y evaluar proyectos comunitarios de largo plazo comprometidos con su propia comunidad de manera gradual y sostenida. Los vecinos y vecinas fueron asumiendo cada vez más sus roles como ciudadanos activos de un estado de derechos.

A partir de la intención de Malvinas Tercera de conformarse en una organización barrial (Centro vecinal) el estado municipal (al igual que algunos partidos políticos) no sólo estuvo ausente en esta etapa (2011 en adelante) sino que desalentó y hasta consideró al Centro Vecinal (organización legalmente formalizada) una amenaza para sustentar su poder basado en prácticas clientelares y extorsivas.

En Junio del año 2012 la comunidad de Malvinas Argentinas iba a sufrir otro revés. En una ronda de prensa en Estados Unidos la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció sorpresivamente, sin que hubiese ningún indicio previo, la instalación de una planta seleccionadora de semillas de la multinacional Monsanto en Malvinas Argentinas. De hecho, iba a ser la planta más grande del mundo en su tipo con 400 silos de almacenamiento, más de 300 millones de dólares de inversión directa y con la promesa de crear 450 puestos de trabajo en la localidad. Los vecinos se organizaron para resistir la instalación de la planta y crearon una asamblea permanente a la que llamaron “Asamblea Malvinas Lucha por La Vida”. A lo largo de un año y medio de lucha los vecinos nucleados en esta organización espontánea lograron mantener un “acampe” permanente frente al predio donde se construía la planta y sumar la adhesión de universidades, otras ONGs, grupos ambientalistas, partidos políticos y de otras organizaciones de base; no solo locales sino de todo el país y otros países latinoamericanos. También lograron interponer varias acciones judiciales, elevaron proyectos de ley a la legislatura, juntaron firmas, recibieron apoyo de personalidades ilustres y lograron presencia casi permanente en los medios. Llegando casi ya a los dos años de lucha la Asamblea Malvinas Lucha por La Vida está próxima a ganar la batalla. La empresa vio rechazado su informe de impacto ambiental y el gobierno le prohibió continuar con las obras; el gobernador y el intendente que fueron los promotores del establecimiento han cambiado de postura y hoy se manifiestan en contra. Esta experiencia es una de las más ricas actualmente en vigencia en Argentina y fue recogida por ALOP en su Informe Democracia y Desarrollo en América Latina 2012-2013.

No podemos precisar exactamente cuánta relación hay entre el proceso participativo de desarrollo local iniciado promovido por SEHAS en el año 2004 y la experiencia de la Asamblea Malvinas Lucha por La Vida. Pero estamos seguros que el largo proceso de conocimiento y debate de derechos y ejercicio de ciudadanía que compartimos impactó en la comunidad y su práctica social y política. Otros también colaboraron incidiendo significativamente, especialmente la escuela Valdivielso de los Hermanos de Lasalle, ubicada en Malvinas Tercera. Hoy nos sentimos orgullosos como SEHAS de compartir y seguir junto a los ciudadanos y ciudadanas de Malvinas Argentinas, que con un grupo de vecinos “con convicciones firmes, bien organizados y abiertos al diálogo y articulados con muchos otros” (Asamblea Malvinas Lucha por La Vida) logró torcer el brazo de una multinacional como Monsanto, de un Gobernador indiferente y de un intendente que eligió la instalación de una empresa mutinacional, en contra de la voluntad de su pueblo que reclamaba el derecho a la salud y a un ambiente sano.

Doce años después de haber llegado a Malvinas Argentinas, seguimos caminando junto a esta comunidad, luchando por prácticas políticas y sociales democráticas; difundiendo, interpelando y creciendo en la defensa de los derechos para todas y todos. Aprendiendo de la comunidad, mientras lucha fuertemente por ejercer sus derechos como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

Como parte del proceso del IDD, seguimos difundiendo la experiencia de Malvinas y su lucha por la vida, ante la intención de instalación de la empresa Monsanto. A manera de círculos concéntricos cada vez más amplios; colocamos la experiencia para el debate ante diversos públicos, ámbitos y actores procurando difundir esta experiencia de convicción y lucha por los derechos a la salud y a la vida de la localidad de Malvinas Argentinas Tercera.

Compartimos como ALOP la intención de sumar actores sociales y políticos al debate ante el avasallamiento pretendido y ejercido sobre numerosos pueblos, en nombre de un modelo de producción extractivista que pone al ser humano a un costado y pone en riesgo la salud y la vida. En un escenario complejo como el que atravesamos, es indispensable la búsqueda de alternativas de desarrollo de nuestros pueblos que aparecen difíciles y difusas. Es necesaria la búsqueda y creación de alternativas sociales, políticas, de desarrollo de nuestros pueblos que se centren en la vida y en el ser humano, basadas en los valores de equidad, justicia y dignidad para todos nuestros pueblos sin distinciones.

:: IMPRIMIR


Volver a página inicial

 
www.alop.org.mx | info@alop.org.mx

Si desea suscribirse gratuitamente a este boletín, difundir alguna información, tiene alguna dificultad para abrirlo, o no desea recibirlo, comuníquese con: info@alop.org.mx