ALOP
Trabajamos por la democratización y la
equidad en nuestras sociedades
Boletín # 19
  julio-agosto 2007

Editorial

Destacados

Secretaría Ejecutiva

Centro América, México y el Caribe

Cono Sur y Brasil

Género

Grupos de trabajo

Proyectos en curso

Antena Bruselas

Mensaje de nuestra asociada

Agenda

 

Participación ciudadana en el MERCOSUR
Silvio Caccia Bava - Presidente de ALOP

Raras veces en la historia ocurre un alineamiento de intereses que permite innovar y ampliar las formas de participación directa de la ciudadanía en la planificación y en la gestión de la cuestión pública. Aún más difícil es que ocurra la democratización radical en procesos internacionales de integración.

El momento actual por el que pasa la construcción del MERCOSUR puede ser un ejemplo de los más importantes de cómo pasar de una agenda neoliberal a una agenda ciudadana, donde las cuestiones del desarrollo puedan tener como meta principal la mejoría del bienestar de los pueblos y de su calidad de vida.

Ya en la Cumbre Social de Brasilia, realizada en 2006, la presidencia temporal de Brasil acogió las demandas de las representaciones de la sociedad civil y se sumó a la propuesta de hacer que el tema de la participación de la sociedad civil en la construcción del MERCOSUR fuera el eje central de este evento. En esta Cumbre, con la concordancia de la amplia mayoría de los gobiernos de la región, aseguramos el compromiso de la realización de Cumbres Sociales siempre que los gobiernos realicen sus Cumbres cada seis meses. La ALOP, juntamente con otras cuatro organizaciones, entre ellas el Programa Mercosur Social y Solidario (PMSS), participó en la comisión organizadora de esa Cumbre Social y fue una de las entidades que insistió en la necesidad de la democratización del MERCOSUR y en la democratización de sus instancias y procesos.

Ahora, cuando la presidencia temporal la asume Uruguay, tenemos la satisfacción de acoger la declaración del presidente Tabaré Vázquez de que “Debemos llenar de ciudadanía el MERCOSUR”. Su cancillería ofrece su apoyo e incluso condiciones materiales para que se produzcan los necesarios encuentros preparatorios por parte de la sociedad civil. Estos mismos propósitos los comparte el diputado uruguayo, Roberto Conde, actual presidente del Parlamento del MERCOSUR. De la misma forma, el gobierno argentino, que asumirá la próxima presidencia temporal del proceso de integración, expresa claramente su compromiso con la participación ciudadana.

Creado hace cerca de 15 años, el MERCOSUR gana hoy nuevos impulsos, mayor importancia, y pasa por la necesidad de una profunda reforma institucional, que es importante que se diga, ya comienza a realizarse. Es en esa reforma institucional y en la definición del perfil y objetivos de estas nuevas institucionalidades, que la ciudadanía quiere participar. Principalmente para garantizar, a través de sus voces y sus posiciones, una agenda de derechos. Y nos sumamos a ello para defender que el principal derecho es el de participar en las decisiones.

Ya se puede notar un avance en las discusiones de las representaciones de la sociedad civil sobre el tema. Hoy está claro que no se trata solamente de participar en las Cumbres Sociales. Se trata de crear capacidades en nuestras redes y organizaciones para participar de una manera continua en este proceso, haciendo que las Cumbres Sociales sean momentos de expresión de nuestras acumulaciones, de nuestras evaluaciones y propuestas.

El Parlamento del MERCOSUR, por ejemplo, está discutiendo su reglamento interno y necesita tener en consideración, en este reglamento, nuevos espacios de participación de la ciudadanía, sea en sus procesos legislativos, o en las nueve comisiones temáticas que ha constituido. Temas como el sudamericanismo, el debate estratégico sobre el modelo de desarrollo, la cuestión de la soberanía vista en su dimensión regional y la democratización de las instancias de decisión necesitan contar con las contribuciones de la participación ciudadana.

Los Institutos creados – Instituto de Informaciones, Instituto Social y el Instituto de la Democracia del MERCOSUR– son importantes instituciones en las cuales la participación ciudadana también es imprescindible.

En estas nuevas relaciones entre economía, política y sociedad, donde se busca retomar el control democrático de la economía, organismos como el Fondo de Compensaciones Estructurales del MERCOSUR precisan tanto del control del Parlamento como del control social a través de la participación directa de la ciudadanía. No deja de ser decepcionante que en este nuevo escenario ya se haya comprometido su presupuesto para los próximos cuatro años sin ninguna consulta a las instancias de participación democrática.

La participación ciudadana no se da cuando una de las partes no quiere. Es, en sí, un pacto de democratización. Tanto los gobiernos como las representaciones organizadas de la sociedad deben empeñarse en su construcción. Ello requiere un cambio de la cultura política de parte de todos. Saludamos la disposición del gobierno uruguayo de financiar los eventos preparatorios de la sociedad civil, pero entendemos que esta financiación, así como la transparencia de los procesos decisorios, debe reafirmarse como una regla que tiene que asumirse como un nuevo compromiso por parte de los gobiernos integrantes del MERCOSUR y por parte de su propia institucionalidad.

La Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción del Desarrollo – ALOP, está buscando crear las condiciones para convertirse en un actor con presencia constante en estos nuevos espacios e institucionalidades que van a diseñar el futuro de nuestra región.

:: IMPRIMIR


Volver a página inicial

 
www.alop.org.mx | info@alop.org.mx

Si desea suscribirse gratuitamente a este boletín, difundir alguna información, tiene alguna dificultad para abrirlo, o no desea recibirlo, comuníquese con: info@alop.org.mx