DESARROLLO RURAL Y SOBERANIA ALIMENTARIA

C_DesarrolloRural

ALOP ante la problemática del mundo rural latinoamericano

 

El sector rural tiene una importancia fundamental en cualquier propuesta orientada a un desarrollo nacional y regional sostenible y con equidad. En todos los países de América Latina la población rural sigue siendo muy importante, situándose el promedio regional en aproximadamente 25%; los espacios rurales abarcan la mayor parte de los territorios; sus potencialidades económicas, culturales y ambientales son muy grandes. Pero también, alberga a la más alta concentración de pobreza: de cada tres pobladores rurales, dos son pobres y, entre ellos, hay sectores aún más vulnerables: las mujeres, los niños, los ancianos y a las etnias indígenas.

 

Esta realidad obliga a que cualquier estrategia de desarrollo coherente que pretenda erradicar la pobreza, tiene que actuar prioritariamente en este sector, En el marco de la Cumbre del Milenio del año 2000 los líderes mundiales reconocieron que la pobreza es el mayor desafío para la humanidad, y la clave para reducirla está en asegurar el progreso de las áreas rurales.

 

Económicamente, la agricultura es la actividad de mayor peso en el medio rural. A pesar de su baja contribución al PBI de cada país y del sostenido proceso de urbanización que se aprecia en la región, continúa siendo la principal fuente de empleo pues absorbe de manera directa aproximadamente a 30% de su población económica activa. Sin embargo, el estancamiento de los ingresos provenientes de la agricultura ha dado lugar a que otras actividades no agrícolas, la migración y las remesas resultantes, al igual que otros empleos frecuentemente precarios y de baja productividad ganen terreno en la composición de los ingresos rurales.

 

Las reformas económicas implementadas en las últimas décadas no han contribuido a resolver los principales problemas del sector rural en la región, sino que en muchos casos, los han agravado. Mientras que las economías rurales vinculadas a los mercados de exportación y la agroindustria han prosperado, se han distanciado más aquéllas de subsistencia, a las que no han alcanzado los beneficios del crecimiento económico. El desmantelamiento de los organismos del Estado que brindaban servicios de asistencia técnica, extensión o financiamiento no ha sido reemplazado por la inversión privada, lo cual ha dejado a estos sectores sin ningún apoyo. El resultado ha sido más bien la persistencia de la pobreza  y una diferenciación y heterogeneidad más acentuada.

 

Hoy hay una opinión compartida, incluso entre quienes promovieron las políticas del Consenso de Washington, de que es necesario revertir la desigualdad y el atraso del sector rural como requisito fundamental para lograr el desarrollo sostenido. Esto cobra mayor importancia en el contexto de la globalización y de las actuales reglas de juego del comercio mundial, que plantean el enorme reto de dotar a las economías rurales, pequeñas y marginales, de la capacidad para ser competitivas y poder articularse a los mercados ventajosamente en este nuevo escenario.

 

Estos problemas y desafíos hacen evidente la importancia de reflexionar, analizar y diseñar propuestas viables para el desarrollo rural de nuestros países, que incluyan en forma prioritaria a quienes han sido, hasta hoy, los sectores más excluidos del proceso de modernización del agro. A pesar de la heterogeneidad de las sociedades regionales en cada país, el reto del desarrollo rural enfrenta problemas y desafíos comunes, que afectan al conjunto de la región.

 

 

El trabajo de ALOP ante las problemáticas actuales del mundo rural latinoamericano

 

Para enfrentar tales problemáticas, ALOP presta una particular atención a algunos temas centrales para un desarrollo rural sostenible y con equidad:

 

1.Cambio climático. Son ya inocultables y dramáticos los efectos del calentamiento global sobre la economía rural desde hace años, pero que en el último tiempo se manifiestan de diversas maneras y con grados diversos de intensidad, que empeoran la vida de las poblaciones más vulnerables. Indudablemente hay que referirse a las causas de este fenómeno global, pero también tomar medidas y acciones globales urgentes para evitar un mayor deterioro.

 

2.Pugna y disputa por la propiedad y acceso a los recursos naturales renovables y no renovables (tierra, agua, bosques, biodiversidad, minerales, gas y petróleo). Además, tiene que ver con la gestión y el manejo de los mismos, pero también con la compresión que se tenga de ellos; de hecho no nos estamos refiriendo únicamente a recursos productivos, sino en muchos casos de territorios, espacios vitales para la continuidad de la vida de la gente, de pueblos indígenas y poblaciones rurales. Es más, cada vez hay mayor presión sobre los recursos naturales originados por intereses económicos transnacionales.

 

3.(In)Seguridad (y soberanía) alimentaria, organismos genéticos modificados, crisis energética y producción de agrocombustibles son igualmente temas vinculados y de gran actualidad que merecen la atención.

 

4. Tratados de libre comercio y sus efectos sobre la agricultura familiar y la economía rural en general(como el caso de Bagua, Perú, es la muestra reciente más evidente de los efectos que puede provocar este tipo de iniciativas/emprendimientos).

 

5. Crisis económica (y sus impactos sobre la economía rural, particularmente la agropecuaria que en el mundo rural, en muchos de los países de nuestro continente, sigue siendo el rubro que mayor aporte genera a la alimentación y los ingresos de campesinos, indígenas y pequeños productores rurales, y juega un rol importante en la seguridad alimentaria de nuestros países.

 

Consideramos que estos temas y problemáticas no pueden ser plenamente comprendidos sin analizarlos en el marco y perspectiva de procesos más amplios. El hecho que estos procesos globales afectan los espacios rurales de todos nuestros países, aunque en cada uno de estos los procesos tengan manifestaciones diversas, específicas y diferenciadas, podría ofrecer posibilidades y oportunidades para establecer redes de diálogo, debate y propuestas desde y entre las asociadas de ALOP, en su Grupo de Trabajo sobre Desarrollo Rural (GT DR).

 

Probablemente el desafío al que el GT DR puede contribuir es a ir construyendo un nuevo discurso del problema agrario, y rural, que lo vincule con los grandes procesos globales que vivimos hoy en día. Por supuesto que esta preocupación está en línea con el objetivo general de ALOP para el Plan Trienal 2008-2011 de consolidar y aumentar la capacidad, participación y contribución de ALOP para incidir en los debates y procesos de la sociedad civil orientados a generar propuestas alternativas de desarrollo incluyente y sostenible.

 

 

 

 

Grupo de Trabajo

 

Encargada

 

 

Desarrollo Rural y Sobernía Alimentaria

 

 

 Daniela Jaschek

 INDES-Argentina/Directora Regional Cono Sur y Brasil

 djaschek@gmail.com

 

Documentos de referencia

 

Declaración del Encuentro "Compromiso por el Desarrollo y la Gestión territorial en los Semiáridos de América Latina

 

Boletín "Voces del Pantanal" No.52

 

Libro Mujer Rural, Cambios y persistencias en América Latina

 

Copenhague: Un fracaso anunciado

 

Género y cambio climático

 

El acaparamiento de la tierra

 

El Programa de cofinanciamiento de Holanda.pdf

 

Adhesion ALOP_FMR_Año Internacional Agricultura Familiar.pdf

 

Desarrollo-rural.doc

 

Cambio Climático_ALOP_CEPES 2009.doc

 

Cambio Climático_Copenhague_ALOP CIPCA 2010.doc

 

INFORME de Seminario de Comunidades Rurales- ALOP 2006.doc

 

Informe_Seminario Desarrollo Rural_ALOP Arariwa 2005.doc